La antigua Bizancio, más tarde Constantinopla y actualmente Estambul, la ciudad más grande de Turquía y el punto de unión entre Occidente y Oriente. Sus mezquitas y palacios, las calles y rincones de la ciudad vieja, el Bósforo y el Cuerno de Oro… son algunas de las cosas que la hacen ser uno de los destinos más atractivos de Europa.

La visité por cuatro días en noviembre de 2009 y realmente me pareció un lugar con un encanto especial, un destino recomendable sin duda. Estas con algunas de las fotografías que allí tomé:

Puesta sol EstambulPuesta de sol desde el bósforo

Puente Gálata EstambulPescador en el puente Gálata

Mezquita Azul EstambulLa Mezquita Azul

Santa Sofía EstambulInterior de la Santa Sofía

Calle Istiklal EstambulLa siempre llena de vida calle Istiklal

Harem Palacio Topkapi EstambulSala del Harem en el palacio Topkapi

Actualización en 2016:

Pasan los años, muchos viajes a las espaldas y Estambul sigue siendo una de mis ciudades favoritas. Realmente es una buena mezcla de occidente y oriente y lo recomendaría como primera visita ideal a un destino musulmán. Las mezquitas y llamadas al rezo dan esa sensación de estar en un lugar muy lejano, pero al mismo tiempo es una ciudad moderna, cosmopolita y fácil de llevar para el viajero.

Una de las cosas que más me gustaba hacer cuanto estuve allí es sencillamente sentarme en un lugar y observar alrededor. Es una ciudad muy viva, algo de lo que enseguida te das cuenta al ver todo lo que pasa delante de ti, comerciantes, religiosos, comida ambulante.. toda una experiencia!

Luego está la comida, que se merece una mención especial. Muy sabrosa, con toques muy mediterráneos y atentos a los dulces, no te vayas sin probar las delicias turcas!

Leer:  Fotos de un viaje a Egipto de 8 días

Si tienes opción no te quedes solo en Estambul y al menos visita también la Cappadocia y las terrazas de Pamukkale, que sin duda te sorprenderán 😉

También te puede interesar leer: