Share on Facebook308Share on Google+22Tweet about this on Twitter43Pin on Pinterest9

En febrero de este año estuve de viaje en la Patagonia, un destino impresionante en cuanto a paisajes naturales y montañosos. Fue un viaje orientado a hacer largas caminatas, ideal para apreciar la gran belleza del lugar y además, tomar fotografías ;)

Los primeros días estuvimos en la región de El Chaltén, en los campamentos de Laguna Capri y Laguna Torre. Desde este último nos acercamos al Glaciar Torre, donde hicimos un genial trekking sobre el hielo con crampones y pudimos contemplar el Cerro Torre, una impresionante montaña de roca de 3.133 metros de altura.

Cerro TorreEl Cerro Torre desde el glaciar

Se trata de una montaña con una historia polémica protagonizada por el alpinista Cesare Maestri, que en 1959 proclamó haber sido el primero el llegar a la cima, pero que debido a las inconsistencias en su relato y la falta de cuerdas fijas en la ruta, se dudó de su veracidad. Enrabietado por lo sucedido, Cesare Maestri regresó en 1970 y completo (a medias) una ascensión por la cara sudeste con la ayuda de un compresor de gas, que abandonó a 100 metros de la cima.

Desde Laguna Capri pudimos acercarnos al monte Fitz Roy, cuyo pico más alto alcanza los 3.375 metros de altura. Llegamos hasta la base, donde tras una larga subida te encuentras con la Laguna de los Tres, una de las vistas más espectaculares de toda la Patagonia.. Se trata de una montaña considerada sagrada por los indígenas locales y es la que le da el nombre a la región: “El Chaltén” significa “montaña humeante”, debido a las nubes que suelen coronar la cima del Fitz Roy.

Monte Fitz RoyEl macizo del Fitz Roy con sus siete agujas

Más adelante nos desplazamos desde El Chaltén hasta El Calafate, para visitar el famoso Glaciar Perito Moreno. Con un frente de 5 kilómetros de longitud y 60 metros de altura máxima, se trata de uno de los pocos glaciares del mundo que actualmente se encuentra en crecimiento. Debido al tiempo nublado y lluvioso que nos tocó, no pudimos disfrutar plenamente de él, pero sí sorprendernos con su gran tamaño.

Glaciar Perito MorenoEl Glaciar Perito Moreno

Entramos en Chile para visitar otro de los puntos más fuertes de la Patagonia, las impresionantes Torres del Paine. Tras una subida de gran desnivel se llega a la base, donde sobre una pequeña laguna de color verde esmeralda se alzan tres gigantes de granito, con una altura de 2.750 metros. Me pareció un lugar especial, de los que no se olvidan..

Torres del PaineLas Torres del Paine

El día siguiente y tras cruzar el Lago Pehoe, pudimos visitar el Paine Grande y los Cuernos del Paine, montaña compuesta por roca de granito y picos negros de sedimento, que le dan un aspecto muy singular.

Cuernos del PaineLas Cuernos del Paine

Más adelante hicimos una caminata hasta el mirador del Glaciar Grey y nos despedimos de la región para dirigirnos a cruzar el estrecho de Magallanes hasta la isla grande de Tierra del Fuego. Allí nos alojamos en una estancia patagónica clásica, donde pudimos disfrutar de la tranquilidad del campo y un rico cordero asado. También estuvimos un par de días en una cabaña de montaña, desde donde visitamos la Laguna Esmeralda.

Terminamos el viaje en Ushuaia, la considerada ciudad más austral del mundo. Desde allí fuimos a ver la bonita bahía Lapataia y antiguos asentamientos de los yámanas, indigenas que habitaron la región. Para finalizar, navegamos por el canal Beagle para encontrarnos con leones marinos y cormoranes.

Tierra del FuegoLeones marinos y cormoranes en Tierra del Fuego

Un viaje muy recomendable sin duda.

Share on Facebook308Share on Google+22Tweet about this on Twitter43Pin on Pinterest9