El lobo blanco o lobo ártico, es sin duda uno de los animales más fascinantes. Jim Brandenburg es un fotógrafo y cineasta americano, colaborador habitual de National Geographic desde hace más de tres décadas. Ganador de varios premios internacionales como el Wildlife Photographer of the Year, hoy en día está considerado como uno de los mejores fotógrafos de naturaleza del mundo. Es también un filántropo fundador de la Brandenburg Prairie Foundation, para la conservación de las praderas del suroeste de su Minnesota natal.

Desde sus inicios, mostró una gran predilección por retratar lobos salvajes y en 1988, publicó White Wolf: Living With an Arctic Legend, con extraordinarias fotografías del lobo ártico en la Isla de Ellesmere, Canadá. Estas son algunas de las impresionantes imágenes que se pueden encontrar en su libro:

Lobo blancoLobo blanco en un amanecer rosado, foto de Jim Brandenburg

Lobeznos blancos aullandoLobeznos blancos aullando, foto de Jim Brandenburg

Cariño entre lobosCariño entre lobos, foto de Jim Brandenburg

Guarida de lobos blancosLobos yendo hacia su guarida, foto de Jim Brandenburg

Lobo blanco saltandoLobo blanco saltando en un lago helado, foto de Jim Brandenburg

Cachorros de lobo árticoCachorros de lobo ártico, foto de Jim Brandenburg

Manada de lobos en la nieveFamilia de lobos en la nieve, foto de Jim Brandenburg

Lobos blancos de cazaLobos blancos tras cazar un buey almizclero, foto de Jim Brandenburg

Lobo en la cima del mundoLobo ártico en la cima del mundo.. foto de Jim Brandenburg

Este es un video documental de National Geographic sobre el lobo blanco, filmado en la misma isla de Ellesmere:

Al lobo blanco, se le considera una subespecie del lobo gris canadiense. No quedan muchos ejemplares en el mundo y hoy en día se pueden encontrar en la Isla Ellesmere, Isla Melville y en Groenlandia. En este último lugar, fue prácticamente exterminado por cazadores daneses y noruegos pero por suerte, decidieron repoblar el área y pasar a protegerlos de los cazadores.

Leer:  Las mejores fotos de National Geographic enero 2011

A diferencia de otros lobos, el lobo blanco no tiene miedo del hombre y no es tan raro verlo acercarse a los humanos. También se han reportado varios ataque a humanos. Sus principales presas son el buey almizclero y la liebre ártica, cazan en manada y a veces llegan a recorrer grandes distancias de hasta 2.600km para poder alimentarse.

También te puede interesar leer: